Like A Girl

Pushing the conversation on gender equality.

Code Like A Girl

3 cosas que aprendí de mi conversación con la Directora de YouTube

Escrito por Rabiah Damji. Traducido al español por Maria Alejandra Yepes para Code Like A Girl. Artículo original en inglés aquí

Susan Wojcicki y yo

Anoche tuve el privilegio de hablar con la directora de YouTube, Susan Wojcicki. De esta conversación quiero compartir contigo estas 3 lecciones:

  1. El empoderamiento femenino no depende solamente de las mujeres. Está en las manos de nuestros hermanos, padres, novios y amigos, quienes tienen una responsabilidad proporcional en aquello que entendemos por “Equidad de Género”
  2. Cuando alguien pone en duda tu sueño o piensa que eres muy ambiciosx, no retrocedas. En lugar de eso, usa sus dudas para alimentar tu hambre, tu fuego de querer algo más.
  3. Cuando las mujeres nos juntamos y nos LEVANTAMOS unas a las otras, de verdad que pasan cosas maravillosas.

En mayo 24, el Club de Commonwealth de Silicon Valley organizó una discusión abierta entre Kimberly Bryant (fundadora de BlackGirlsCode) y Susan Wojcicki (Directora de YouTube). Mi mamá me había hablado del evento unos días antes pero los tiquetes se habían agotado. Y no volví a pensar al respecto. Unas horas antes del evento, mi hermano me sorprendió con un tiquete para asistir esa noche. Esto nos lleva a la primera lección: El empoderamiento femenino se sustenta en la equidad de género.

Equidad de Género

Mi hermano consideró que era importante para mí estar en el evento con Susan. El no sabía que iba a tener la oportunidad de hacer preguntas, hablar con ella y obtener consejos personales. Sin embargo, él sí creía que era una oportunidad para mí porque el entiende la importancia de mi crecimiento personal. No hubiese tenido tenido una historia para escribir, una memoria para mantener, o incluso haber recibido valiosas percepciones esa noche si no hubiese sido por él.

Durante su charla, Susan habló acerca de cómo muchos de los mentores que ella había tenido en su vida fueron hombres. La realidad es que muchos de los cargos directivos altos a los que ella aspiraba eran de hecho ocupados por hombres. Nos dio un ejemplo de un tiempo cuando ella había querido asistir a una importante reunión a la que no había sido invitada. Ella le pidió a un compañero que tenía una posición directiva en la reunión y le dijo que ella merecía estar presente. El estuvo de acuerdo y ella asistió. Ahora, no estoy diciendo que todo sea tan simple como blanco y negro, ni siquiera Susan; pero el punto es que ella ha sido acompañada por hombres y le ayudaron a llegar dónde está. Ellos creyeron en ella y en la equidad de género.

“De eso es lo que se trata el feminismo del Siglo XXI: La idea de que cuando todos somos iguales, todos somos más libres” — Barack Obama

Susan también habló acerca de que el acompañamiento y el fomento empieza en casa. En cualquier momento, jóvenes líderes han tenido grandes sueños porque alguien los alentó a soñar en grande y que creyeran que podían alcanzarlos.

Mis padres siempre nos han inculcado, a mi hermano y a mí, la idea de tener “Una estrella del norte”. No quiero ser feliz solo obteniendo un trabajo en una compañía de tecnología. Quiero tener un impacto, tengo grandes sueños. Mi estrella del norte es brillante y resplandeciente.

“Sí, es importante que su padre sea un feminista, porque ahora eso es lo que esperan de todos los hombres.”

Lo anterior nos lleva a otro asunto que trató Susan esa noche. Cuando le preguntaron, “¿Si pudieras hacerlo, qué consejo le darías a la versión de ti misma cuando tenías 18 años?”

Ella respondió, “Me diría que es importante no creer que otros saben, mejor que yo, lo que es bueno o lo que necesito para mí. Frecuentemente dudamos de nosotrxs mismxs y creemos que otras personas tendrán la respuesta. Sueña grande y confía en que tú tienes las respuestas que estás buscando de otros.”

Este consejo no me pudo haber resonado más y haber calado tan profundo en mis aspiraciones. Creo que la segunda naturaleza de los adultos es asegurarse que no lo están arruinando. Cuando unx da un nuevo paso dentro del capítulo de su vida, las dudas y el cuestionamiento siempre vendrán. Cuando Susan dijo estas palabras, había acciones que de manera consciente yo estaba tratando de hacer para creer que estaba tomando la decisión correcta para mi futuro y para soñar grande. Mis sueños son grandes, y por eso le hice una pregunta que nos lleva a la segunda lección de mi historia.

La duda como una fuerza impulsora

Susan empezó su carrera en Marketing y ahora es la Directora de YouTube. La semana pasada yo me gradué de CAL y el próximo mes empezaré un trabajo de tiempo completo en Twitter en Mercadeo de Producto. Escuchar que su historia empezó de manera similar a dónde estoy en este momento me reconforta para pensar que mis sueños son, de hecho, alcanzables. Mi pregunta fue acerca de su viaje para pasar de mercadeo a Directora General y qué consejo me podría dar dado que yo estoy en la misma línea.

Yo había escrito mi pregunta en un papel y mi nombre al final. La moderadora -Kymberly Bryant- le leyó la pregunta a Susan… aquí yace la parte más importante de la noche:

Cuando Kimberly leyó mi preguntó, ella sonrió y dijo “Esta es un poco ambiciosa…”

Ahora entiendo lo que es realmente creer en el empoderamiento femenino y no menospreciarnos. Black Girls Code es un iniciativa muy interesante con un mensaje de empoderamiento, por tanto me abstendré de hacer un juicio sobre el juicio que ella hizo sobre mi pregunta. Estoy segura de que es una poderosa mujer negra; sin embargo, sus intenciones de empoderar a otras mujeres jóvenes de color como soy yo, no se mostraron de manera clara esa noche.

Susan respondió a su pregunta diciendo que, de hecho, era grandioso que mi pregunta fuera ambiciosa y procedió a explicar su viaje de mercadeo a Directora General.

Aunque la duda de Kimberly y la sonrisa inicial frente a mi pregunta me produjeron por un segundo el pensamiento de “mierda, de pronto mi pregunta fue tonta” Cuando escuché a Susan, se fue apagando el fuego y reafirmé que no lo era. Esto nos lleva al consejo de Susan de soñar en grande y creen en nosotras mismas. Mis sueños son grandes, la gente dudará de mí y puedo fallar. Probablemente fallaré durante los aciertos pero la meta no se irá. Usaré las dudas de otros como reconfirmación, como un motor que alimente mis ganas y siempre recordaré a Susan levantandome con su respuesta a Kimberly, que me lleva a la tercera y última lección de mi historia.

Mujeres trabajando juntas

Cuando las mujeres se une, bellas cosas pasan.

Kimberly Bryant y Susan Wojcicki

Tanto Kimberly Bryant y Susan Wojcicki son mujeres empoderadas e inteligentes que han cimentado el camino para siguiente generación de mujeres líderes. Juntas, han promovido una conversación que al igual que yo otras personas han considerado valiosa.

Después de la sección de preguntas y respuestas, estaba preparada para hablar con Susan. Le agradecí por su consejo, su seguridad y por romper el techo de cristal y de este modo otras mujeres puedan destrozarlo y #MakeItRain (hacer llover)

— –

Rabiah Damji es una recién graduada del programa de #MediaStudies de la Universidad de Berkeley, con enfásis en #Marketing. Ella escribe desde la voz de una milenial sobre el empoderamiento femenino, liderazgo y experiencias personales.

¿Disfrutaste esta historia? Comparte, dale me gusta y comenta. Sígueme en LinkedIn y Twitter. Mira mis otros artículos (en inglés)