Like A Girl

Pushing the conversation on gender equality.

Code Like A Girl

¿Cómo puede cambiar tu vida un diseñador irritante?

Escrito por Andressa Chiara y traducido al español por César Arias para Code Like A Girl. Ver artículo original en inglés aquí

https://unsplash.com/@jdsimcoe

Entiendo, pero ¿por qué eso es importante?

Esta había sido mi batalla diaria por algún tiempo. Sin equivocarme, estoy acostumbrada a lidiar con altos niveles de expectativa. De clientes, usuarios finales, del equipo, mis superiores, mis colegas. El escepticismo no debería ser un extraño para mí ahora, pero aún así, el modo de inquisición española me puso nerviosa.

¿Por qué esto es relevante para nuestros usuarios? ¿Qué hace a nuestro producto mejor que cualquier otra solución que puedan encontrar en el camino?

Entra el experto en experiencia de usuario y diseño (UX), el tío molesto que cuestionará todo. En unos pocos intercambios, empecé a dudar de mi misma “¿Realmente se lo que estoy haciendo?”, “¿No deberíamos investigar más?”, “¿Mi cliente realmente conoce su mercado?”,” ¿Debería confiar en sus instrucciones o simplemente dejo el edificio y empiezo a entrevistar?”, “¿Al menos tenemos tiempo para hacer eso?”.

Ser el líder de producto (PO- Product Owner) en una compañía de consultoría es un trabajo duro. Cuando eres un PO en una compañía que es dueña de su producto, tienes a toda la firma buscando objetivos similares. Si tu producto falla, todo el mundo pierde, así que tiendes a mapear aliados mas fácilmente. También tiendes a mantenerte en el mismo contexto, el mismo producto, por mucho más tiempo — en comparación a compañías consultoras: la mayoría de los productos en los que trabajamos son MVPs, y un año es bastante tiempo para un MVP.

Si estás en una compañía de consultoría desarrollando un producto para un cliente, podrías tener a todos dentro de la estructura jerárquica de tu cliente. Pero hay iguales posibilidades de que hayas sido contratado para desarrollar un producto basado en el capricho de alguien, o para probar un punto que tiene poco que ver con la estrategia de negocios de la compañía, con pocos o ningún aliado. Y aún te tienes que superar a ti mismo.

En este escenario, teniendo a alguien de tu mismo equipo cuestionando cada movimiento tuyo podría ser estresante. Pero me he dado cuenta de que es una bendición increíble.

Un PO en si es como un monociclo. Requiere mucho balance y esfuerzo para ponerlo en movimiento, pero se mueve (y es gracioso). Agrega un UX como segunda rueda, y tienes una bicicleta: Es mucho más cómoda, y se mueve eficientemente, a gran velocidad. Sin embargo, si quieres estabilidad, necesitaras a un desarrollador. El cuál es nuestra tercera rueda, que permite que el triciclo se mueva sin el riesgo de que se voltee, o dar a luz a una idea que no tiene viabilidad alguna.

A lo largo de los proyectos — que hemos trabajado juntos por ahora — mi UX siempre me estuvo haciendo seguimiento, lo cual previno algunos desastres. Los POs están hechos para devorar necesidades y suposiciones sobre qué tipo de soluciones podrían resolver un problema. Tener a alguien que te ayude a perseguir, con escepticismo, el aspecto científico del pensamiento es invaluable para cualquier líder de producto (PO).

Este personaje simplemente no me dejaría fallar.

Al menos no como profesional, ni como equipo. Ciertamente, algunos experimentos podrían fallar pero seríamos capaces de preverlos y mover el proyecto según sea necesario.

Después de que caí en cuenta de la importancia de su rol, realmente empecé a ejecutar cada idea, loca o sana, a través de él; yo soportaría sus interminables cuestionamientos como una muy sana prueba a mis suposiciones. Y más a menudo, después de juicios, sus hombros se relajarían, una sonrisa de satisfacción se formaría en sus labios, y diría “Sip, es una buena idea”.

Eso haría mi día. 😀

Y nos iríamos, a probar cada suposición, a hablar con los usuarios, a hacer un taller de descubrimiento de productos, un grupo focal, o aplicaríamos alguna otra técnica que nos permitiera verificar si nuestro trabajo era sólido.

Así que, a todos los líderes de producto allí afuera: consíganse a un irritante diseñador/UX. A todos los molestos UXs: continúen siendo fastidiosos. Hacen al mundo un lugar mejor, y nosotros somos mejores profesionales desarrollando proyectos.

Gracias a Flavio Nazario por ser el UX mas fastidioso que conozco. Soy una mejor profesional gracias a ti. ❤

Si te gustó esta historia ¡Compártela!