Like A Girl

Pushing the conversation on gender equality.

Code Like A Girl

De alguna manera, “las mujeres también tienen la culpa”

Artículo original en inglés por Olivia Mischianti, traducido al español por Viviana Taborda para Code Like a Girl

Fuente: http://knowyourmeme.com/memes/metoo

En 2017, el movimiento #MeToo (en español #YoTambién) tomó por sorpresa a los Estados Unidos, finalmente empoderó a las víctimas de agresión sexual de todos los géneros para que hablaran sobre el acoso. El movimiento nos ha impulsado a pasos agigantados, permitiéndonos tener una conversación abierta sobre el consentimiento.

Pero ayer mismo, el mayor periódico local en mi área nos dio un gran paso atrás al publicar esta carta (al final del artículo se encuentra la carta en su versión en español. Advertencias: agresión sexual, racismo), sexista mordaz, racista, una pieza muy desinformada que afirma que las mujeres, incluso las víctimas de agresión sexual, siguen siendo culpables de avances sexuales y agresiones no deseadas.

En el primer párrafo, el autor cuestiona genuinamente por qué las víctimas de agresión sexual no han verificado si su agresor estaba casado cuando “hizo insinuaciones sexuales inapropiadas”.

Incluyen insultos para las mujeres que tienen relaciones sexuales con hombres casados, pero no tienen malas palabras sobre los hombres casados que tienen relaciones sexuales con mujeres que no son sus esposas.

El hecho de que esta carta haya sido escrita, muestra claramente que la misoginia y el racismo aún están bien vivos. El hecho de que esta carta fuera publicada, muestra claramente que las personas en el poder en el área de Roanoke todavía creen que estas palabras son aceptables.

Como residente de toda la vida del área de Roanoke, The Roanoke Times ha sido mi lugar de encuentro para las noticias locales durante toda mi vida. Recurrí a él para buscar noticias locales, eventos actuales y ver a amigos y familiares destacados por sus diversos logros. Antes de ver esta carta publicada, sostuve el periódico con gran respeto, y en un momento incluso deseé trabajar para la organización como escritora o editora.

Me da vergüenza pensar que la organización de noticias, a la que le tenía tanto cariño, haya sido quien publicó estas palabras.

En primer lugar, la revocación de la víctima y el agresor es clara aquí. El autor tiene un problema con el hecho de que las mujeres puedan “caminar en la playa con el noventa por ciento de sus partes traseras colgando”, pero los hombres no pueden mirar ni decirles nada. Este es un argumento muy usado y mal estructurado, asumiendo que las mujeres no deben vestirse de esa manera y que los hombres deben sentir lástima porque no pueden hacer lo que quieren.

Se espera que las mujeres mantengan sus emociones y deseos bajo control pero los hombres no. De hecho, esta carta va más allá y sugiere que las mujeres son responsables tanto de sus propias emociones y deseos, como de las emociones y deseos de los hombres. Cuando se dice de esta manera, el argumento se desmorona. Ningún hombre admitirá que no tiene control sobre sus propias emociones o deseos. Lo que el autor realmente está diciendo es que quiere controlar lo que las mujeres que le rodean pueden y no pueden hacer para asegurarse de que afecte sus emociones y deseos exactamente como él quiere. Esta es la definición de misoginia y no es aceptable.

Si no era suficiente que esta carta exhibiera una sorprendente cantidad de sexismo, también se incluía el racismo flagrante. El autor no puede evitar lanzar un grito de racismo inverso durante la era de Obama al final de su carta. Como si, como dicen ellos, “ocho años de negros odiando blancos”, lo que nunca sucedió, pudiera llegar al mismo nivel de impacto que los cientos de años de opresión de personas de color en Estados Unidos.

El autor usa los términos “liberal” y “medios liberales” varias veces en el artículo. Él está abiertamente tratando de culpar a los liberales y su agenda por el levantamiento de las mujeres que hablan contra sus abusadores. Déjame ser muy clara:

Podemos y debemos hablar de agresión sexual sin incluir afiliaciones políticas en el medio.

También me parece fascinante que el autor pueda gritar “odiar a los hombres” al mismo tiempo que expone una multitud de razones por las cuales odian a las mujeres. Se pregunta por qué las mujeres odian a los hombres y quieren lastimarlos, sugiriendo que estas mujeres están resentidas por las promociones, pérdidas o compromisos que nunca sucedieron. Nunca mencionan el hecho de que las víctimas de agresión sexual son víctimas de un crimen que no pudieron evitar. De alguna manera afirman que denunciar una agresión sexual es un “chantaje”, o que estas cosas se relacionan con una “escapatoria” en las leyes de prostitución de Virginia.

Toda la carta apesta a puntos de vista obsoletos, misoginia, racismo y franca ignorancia en su núcleo. Es vergonzoso que haya sido escrito en primer lugar, y horroroso que The Roanoke Times procediera a publicarlo. Como mujer y editora de Code Like A Girl, sentí que era importante para mí no solo denunciar este feo, feo trabajo, sino también dejar que cualquier persona que esté de acuerdo con algo en él sepa por qué es totalmente inaceptable.

Carta original a la que se refiere este artículo

Las mujeres también tienen la culpa por Vincent Carver en The Roanoke Times

Parece que las preguntas son sólo para hombres … Todos los días, otra mujer presenta acusaciones contra hombres consumados. Dicen que hizo insinuaciones sexuales inapropiadas o que tuvieron un encuentro sexual consensual con ellos, pero nadie les pregunta a estas mujeres si sabían que estos hombres estaban casados o no.

Ahora, no sé qué piensan los medios liberales sobre las mujeres que tienen relaciones sexuales con hombres casados, pero creo que la mayoría diría: “una mujer que sale con un hombre casado y tiene relaciones sexuales con él es conocida como la palabra “P”.”

Hasta el momento, estas mujeres que se unen a la lista “Yo también” sienten pena, incluso si han pasado cuarenta años malditos. No importa que puedan meter un billete de un dólar por la cuerda G de un bailarín o caminar en la playa con el noventa por ciento de su parte trasera colgando, pero Dios amado un hombre si la mira y sería mejor que lo bendijera si dice algo. Parece, también, que las mujeres liberales no tienen problemas para compartir sus baños con los hombres, pero que un hombre avance hacia ellas y tenga un poco de dinero o fama.

Nadie pregunta a estas mujeres cuántos avances sexuales han realizado en su tiempo y cuántas veces tuvieron éxito. ¿Cuántas veces llegaron a un hombre? La verdad es que las mujeres son las responsables del avance, no seamos completamente mentirosos. Un paso en el baño de una mujer y leer el graffiti que escriben en la pared, haría sonrojar a un marinero.

¿Y cuál es la verdadera razón por la que quieren herir a los hombres? ¿Es porque no consiguieron el anillo, una noche en la ciudad, esa promoción o recaudación? Suena como un montón de chantaje yendo a mí. Ya sabes, la prostitución es ilegal en Virginia, pero parece que hay una laguna para algunas mujeres. Aquellos que no tienen una moral que es y un corazón honesto. Hemos tenido ocho años de negros odiando a los blancos. Ahora supongo que los liberales promoverán el juego de mujeres que odian a los hombres.