Like A Girl

Pushing the conversation on gender equality.

Code Like A Girl

Las niñas necesitan modelos a seguir

Escrito por Dinah Davis y traducido por Stephanie Burckhard para Code Like A Girl. Versión original en inglés aquí

La muñeca Bessie Coleman de mi hija

Con bastante frecuencia las personas me preguntan ¿cómo se supone que vamos a resolver el problema de equidad de género en el campo de la tecnología? La respuesta no es sencilla. Cuando se habla de equidad de género se debe considerar que existen estructuras sociales complejas e involucra abordar distintas bases para que los resultados sean efectivos. Aún así, creo que puedo resaltar tres componentes y establecer ciertas guías para abordar el tema:

Modelos a seguir

Propiciar modelos en STEM

En cada una de las etapas y de las situaciones de la vida de las mujeres

Los tres elementos los he aplicado con mi hija y creo que ha funcionado. Con el tiempo sabré si hice bien, pero no pierdo la esperanza de que así sea. Por eso quiero compartir mi aproximación en caso de que estas sean las cosas que ayudan al balance.

Edad en la que las niñas empiezan a perder interés en STEM. Fuente: https://goo.gl/ZmDDAJ

STEM: el abismo

De acuerdo con la gráfica anterior, mi hija se acerca a una etapa compleja de su vida, una etapa donde la mayoría de las niñas pierde interés en los temas de STEM. Mi hija entrará a una fase donde sentirá y le importará mucho lo que sus compañeras y sus compañeros piensen de ella. También será una etapa importante porque se irá definiendo como adulta, como mujer y elegirá una identidad. Durante ese proceso existen dos probabilidades; primero, puede que se guíe más por estereotipos establecidos sobre qué creen sobre las mujeres para sentirse parte de un grupo. Segundo, quién sabe, puede que fije un interés particular y haga lo que en realidad quiere ser. Está en ese momento crucial donde se retira o se acerca a las temáticas STEM.

La gráfica confirma que en promedio las niñas pierden interés en temas de STEM de los 12 a los 17 años. Se cree que es porque ven los temas de tecnología y computación, entre otros, como fuera de lo popular y como algo ajeno a la identidad femenina. Así que, ¿cómo podemos cambiar esto?

Haciendo los temas STEM populares y atractivos.

Sencillo ¿no? Como madre de treinta y tantos, he logrado identificar que los temas STEM se tienen que transformar en un ámbito atractivo y popular para las pre-adolescentes y las adolescentes.

Ojalá fuera tan simple.

¿Qué podemos hacer?

Primero es indispensable que les brindemos modelos a seguir para que puedan ver que una mujer sí puede ejercer en campos científicos. Debemos hacer que las mujeres exitosas en campos STEM y de liderazgo sean la norma. Quizás no se resuelva la idea de que no es un campo popular para una adolescente, pero se irá deshaciendo un prejuicio. Si ven a más mujeres recorriendo el mismo camino, no se sentirán aisladas.

Así que comencemos e inundemos a las niñas con modelos a seguir en STEM.

Modelos históricos

A través de la historia, se han identificado excelentes candidatas de roles y de modelos STEM. Sin embargo, en nuestra sociedad patriarcal se han ignorado y han pasado desapercibidas por completo. Los grandes hombres de la historia siempre han tenido un privilegio y anulan a figuras femeninas.

Es crucial que las niñas observen importantes acontecimientos históricos y también observen mujeres con quiénes pueden identificarse. Queremos que ellas sepan que existen mujeres fuertes, inteligentes, exitosas y que cuando investiguen en la historia, se topen con mujeres que ya trabajaron en campos de investigación tecnológica como ellas.

Necesitamos más películas como Talentos ocultos, por ejemplo. La película es una adaptación de una historia en la que me gusta hacer énfasis porque rescata el trabajo matemático y pionero en tecnología de las mujeres afroamericanas en la NASA. El resultado del trabajo de estas mujeres en la NASA logró que el ser humano viajara a la luna.

Si exploramos más historias así, también haría énfasis en el libro Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes. Mi hija devoró cien historias protagonizadas por mujeres en menos de un fin de semana. Estaba fascinada con cada una de las protagonistas que decidió llevarse el libro a nuestra cabaña para pasar el verano. El libro se convirtió en su libro favorito antes de dormir para ella y para mis sobrinos de 7 y 9 años. Incluso lo leen en voz alta durante los días lluviosos. Es un recurso literario que le demuestra a niños y a niñas la increíble historia de mujeres en la historia.

Un dato relevante del libro de la serie para Niñas Rebeldes es que es el libro que más fondos ha recaudado en la página de Kickstarter. Para mí, este libro y la película solo son muestras representativas de cómo las niñas y las mujeres hemos esperado con ansias modelos a seguir, el poder que otras mujeres nos pueden transmitir.

Modelos de ficción

Para que las mujeres puedan ver como algo común que es posible ser líder, luchadora, científica y mucho más, se deben reforzar los arquetipos femeninos en los libros, las películas y los programas de televisión. La buena noticia es que Hollywood ya reconoce el poder y el beneficio económico que involucra incluir roles femeninos fuertes como protagonistas.

En los últimos dos años he visto dos películas nuevas de Star Wars con protagonistas femeninas, y todo un equipo de Caza fantasmas mujeres, y por supuesto la Mujer Maravilla. Todas han sido un éxito en las taquillas.

Todos los días veo cómo mi hija cita o juega a ser Rey, Jyn Erso o la princesa Leia, y Holtzmann. Esto para mí significa que mi hija pretende ser una líder o una valiente guerrera. Mis protagonistas favoritas son las de las Caza fantasmas, porque son divertidas, inteligentes y en especial porque son científicas que disfrutan su trabajo y atrapan fantasmas. Cuando mi hija pidió que su fiesta tuviera la temática de Caza fantasmas, no le negué nada.

Roles de familia

Alguna vez se han preguntado ¿cuáles son los logros que las mujeres de la familia han tenido? ¿Qué hicieron sus abuelas? ¿Qué tan importante sería para sus hijas conocer esas historias? ¿Identifican fuerza, resiliencia e ingenuidad en alguna mujer en la familia? Durante el verano tuve una visión. Después de hacerme todas estas preguntas y confirmar que a mi hija le gustan mucho las historias protagonizadas por mujeres, entonces haría un libro. Ambas terminamos un libro con nuestras propias historias de mujeres rebeldes en la familia. El libro incluye todas las historias relacionadas con sus antepasados hasta sus tatara abuelas. Al final del libro escribí una historia con ella como protagonista, he aquí unas líneas:

Existe una niña muy inteligente que trabaja duro por dos cosas que ama a la vez. La primera son las matemáticas y la segunda son sus canciones de piano. A medida que acepta retos de cada pasión, diversas habilidades se van desbloqueando de su mente y se hace mejor en cada una de ellas.

Sus brillante ideas, su amor por la ciencia, la tecnología y la ingeniería, las combina con arte, matemáticas y la llevará a donde quiera que sus sueños le digan.

El mundo está ansioso por conocer quién es esta niña rebelde y conocer lo que será de su vida más adelante.

Integrar modelos a seguir en la cotidianidad

No basta con que nuestras hijas se expongan a modelos a seguir de vez en cuando. La exposición a roles específicos debe ser a diario. Tiene que convertirse en parte de sus vidas y que vean como algo común pertenecer a grupos específicos que antes habían sido solo un club de hombres. Aquí entran en juego dos aspectos: los juguetes y los libros. Es más sencillo cuando los juguetes que quieren vienen con un aspecto más amplio para que ellas puedan incluir con su imaginación otro tipo de modelos para la vida. En la casa hemos decidido comprar juguetes de Star Wars, legos y libros específicos con los que mi hija pueda sentirse en un ambiente donde se sienta incluída.

Pero no siempre sucede, hasta hace algunos años le compré una muñeca de Marie Curie porque sacaron una edición especial de muñecas. Se emocionó cuando supo que también podía comprar a Bessie Coleman y a ¡Ada Lovelace! Aprendió mucho sobre cada una de ellas y cada mes esperaba una nueva muñeca. También tuve que ver su rostro de tristeza cuando le dije que la compañía no enviaría más muñecas porque había cerrado. Se le destrozó el corazón.

No podía ver a mi hija así. Entonces, mi madre y yo elaboramos un plan. Compré una muñeca afroamericana y su abuela le tejió un traje de aviadora. Para navidad le entregamos a mi hija la muñeca de Bessie Coleman. ¡Le fascinó! Ese mismo día, le construyó a su muñeca un avión de cartón y junto a mi sobrina pretendían ser pilotos de avión. Este año ha preguntado por Ada Lovelace y le respondo que, con un poco de suerte, puede que la reciba para navidad. Con esta historia quiero explicar que aunque las tiendas de juguetes aún no vendan muñecas u otros juguetes más inclusivos, no quiere decir que no podamos construirlos.

Roles a seguir para niñas

Es muy importante que las chicas sean capaces de ver lo que ellas pueden llegar a ser. Más que ser individualmente el cambio que queremos ver en el mundo, debemos trabajar juntos para crear modelos de cambio para las niñas. De una manera que se les presente que sí es posible, que es aceptado, es probable y que incluso es genial que una mujer esté trabajando en ambientes de STEM.

Hace unos días leí una historia sobre una madre que recibió una donación anónima de muñecas con hiyabs. Me parece una excelente historia de inclusión y fue un gesto sincero que consideró que las mujeres de todo el mundo necesitan modelos a seguir.

Espero que se integren a este emocionante reto. Además, me gustaría escuchar qué historias y qué experiencias pueden compartir dejando un comentario abajo.