Like A Girl

Pushing the conversation on gender equality.

Code Like A Girl

Me niego a tener una vida balanceada

Tú tampoco deberías ambicionarla si de verdad quieres ver progreso

Tener una vida balanceada jamás ha sido mi meta, sin embargo, con todo y mi workalcoholismo, he procurado tener progresos en todas las áreas de mi vida, es así que después de días de análisis concluí: más que tener una vida balanceada, he tenido una vida enfocada.

La vida balanceada es una utopía, no todo va a suceder cuando quieres, como quieres y en el momento que quieres, constantemente, por siempre.

Antes de continuar: No estoy diciendo que como manejo mi vida sea el concepto ideal y absoluto, pero sí mis experimentos pueden servirte para que no te frustres por no tener una vida balanceada y definir tu fórmula del progreso, ¡Que placer!

Comencemos

Pensemos juntos en las estaciones del año

Si, lo aprendimos en pre-escolar: primavera, verano, otoño, invierno. Son fotos de D.C. Puedes ver mas en mi Instagram

Ves, ni siquiera el planeta puede vivir en verano todo el tiempo. Ahora, con eso en mente:

Pensemos en las diferentes áreas de la vida

Familia, salud y fitness, finanzas, carrera y profesión, amor, diversión y viajes, amigos y vida social, espiritualidad, estudio, hobbies, etc. Agrega todas las que hagan sentido para ti

Cada área de la vida tiene su temporada, no todas pueden estar en verano, y seguramente nunca has tenido una vida tan patética como para que todas estén en invierno. Es bueno identificar en qué temporada está cada etapa y aceptarla.

Ejemplos:

  • Tienes nuevo novio/a, pasan un fin de semana juntos, cenas, museos, un concierto, tragos, teatro, más comida, mucho romance… y sientes el amor floreando en plena primavera, pero cuando llega el momento en el que revisas tu cuenta de banco te das cuenta que tus finanzas están en invierno, también dejaste de estudiar las 6 horas en fin de semana que estabas dedicando para aprender ese nuevo lenguaje de programación, y no mandaste ni un mensaje a tus amigos. No todo luce en primavera.
  • Al fin te asignaron este increíble proyecto en el trabajo, quieres darlo todo para que tu esfuerzo haga la diferencia desde un inicio, sales tarde de la oficina, trabajas en fin de semana, dejas de salir con tus amigos; sólo te enfocas en trabajar e ir al gimnasio.
  • Tu hermano y tu primo están en esa crisis existencial de la adolescencia, y necesitan tu atención diaria. En ese momento tu prioridad es dedicar más tiempo a tu familia, mantener estables las cosas en el trabajo y mantener tu vida social activa.

Suena más como a la vida, ¿Cierto?

He descubierto que entender, aceptar y trabajar cada área de mi vida según su estación y mis prioridades, me ha funcionado muy bien. No todo será perfecto al mismo tiempo. A veces toca enfocarse en una cosa y mantener medianamente estable lo demás.

Tú y solo tú deben elegir tus áreas de enfoque. Que no te importe esa abuelita que insiste que ya deberías tener un novio/esposo; ese familiar que te insiste que deberías ya establecerte, comprar ya una casa y estar ahorrando; esos amigos que creen que deberías viajar más y disfrutar la vida con ellos.

Define lo que es importante para ti y haz tu fórmula

Haciendo la fórmula ganadora:

Elige a lo mucho 3 áreas en temporada que quieras que sean tu enfoque, y trabájalas por ciclos de 1, 3, 6 ó 12 meses.

Hace un año mi fórmula lucía así:

Finanzas + Pareja+ Estudio

Hace seis meses:

Familia + Carrera profesional + Diversión y Viajes

Así luce ahora:

Carrera profesional + Salud y Fitness + Espiritualidad

En esta última, cuando establecí que esta sería mi fórmula, decidí que no sufriría FOMO (miedo a perderme algo) cuando no estuviera en la foto con mis amigos el fin de semana porque estaba en casa estudiando o trabajando y quería ir al templo en viernes en la noche o domingo; o estar sobria en las reuniones o no ir a las happy hours, porque ser bebedora social casi diario no hacía sentido con la vida fintess que estoy teniendo. Ha sido mi decisión, ya tendré más tiempo para tener vida social, tener tiempo para mi buen y súper geek novio, retomar clases de flauta, y todo lo demás.

¿Vas conmigo hasta aquí? Ok, ahora:

Enfócate en progreso, no en perfección

En un año no llegarás al más alto punto financiero en el que quieres estar, o el punto profesional, o el punto amoroso, pero seguro habrás progresado. Celebra esos progresos. Date crédito por lo que estás haciendo, experimentando y aprendiendo de ti mismo por esos pequeños pasos que nadie ve. Tú lo ves.

Cuando acabes tu ciclo, cuando hayas sentido progreso y necesitas enfocarte en algo más, reconstruye tu fórmula y trabaja en ese nuevo ciclo. Te sentirás mejor, te sentirás avanzando y verás los resultados.

Recuerda, aunque te juzguen por no salir en viernes por estar en la oficina, si esa fue tu decisión, estás haciendo lo correcto. No busques una vida balanceada, busca una vida enfocada, en la que tú decidas lo que por ahora es más importante para ti. Una vida trabajada en ciclos, de progreso y en la que puedas darte crédito por tus esfuerzos.

¿Te gusta mi forma romántica y práctica de ver las cosas? Entonces comparte esto con alguien, déjame un lindo ❤ o sigamos la conversación en twitter @ImBrendaHali