Like A Girl

Pushing the conversation on gender equality.

Code Like A Girl

Mi carta al miedo

Querido miedo,

Escrito por Gretchen Hellman y traducido al español por César Arias para Code Like a Girl. Ver artículo original en inglés aquí

Gracias por estar conmigo en aquellos momentos en los que realmente te necesitaba — como cuando tenía 13 años y necesitaba huir del asqueroso taxista que tenía su mano en mi rodilla; o como cuando tenía 36 y necesitaba entender que no era normal que mi novio dejara un arma cargada en el vestidor y dijera que estaba allí para ayudarme porque estaba deprimida. Realmente aprecio todos esos momentos en los que has estado allí cuando era realmente importante. Aún estoy aquí por tu culpa.

Tus deseos y esfuerzos de mantenerme viva han sido totalmente increíbles. Sin embargo, necesitamos hablar. Nuestra relación está lejos de lo que se pueda considerar una relación saludable.

Te sigues apareciendo sin un propósito o una invitación. Cada vez que estoy lista para hacer cosas geniales tú apareces y succionas todo el aire del salón. Sé que piensas que te necesito pero realmente he madurado como persona. Soy muy buena cuidando de mi misma.

Sigues repitiendo el mensaje de que hay algo mal conmigo. Sabemos que no es verdad. Deja de decirme que me lo crea.

La hipótesis de que “Gretchen nació deprimida” ha sido rechazada por un sólido conjunto de datos que han demostrado lo contrario.

Oh. ¿Y todo el tiempo que me dices que me debo preocupar porque la gente puede juzgarme? La gente me va a juzgar, no importa lo que haga. No tiene sentido prestar tanta atención a eso. ¡Estoy ocupada! Deja de juzgarme por mi apariencia, mi personalidad, mis ideas y mis valores. Es una conversación demasiado inútil. Tú eres la parte menos atractiva de mí.

Ese cuento de que “El amor es peligroso” se tiene que ir, ¡Eres un mentiroso! Nos estamos preparando para celebrar mi décimo aniversario. Creo que ya es demasiado. Sé que quieres ser exclusivo pero me rehúso a decir que estoy en una relación con “El Miedo” en Facebook incluso aunque diga “Es complicado”.

Has interrumpido mis relaciones con más de un buen hombre. Lárgate de mi vida por favor. Sé que no te escuché y que los hombres malos me hicieron cosas malas, pero los saqué de mi vida y ahora ya sé por qué. Puedo cuidarme de mi misma. He aprendido y evolucionado y necesitas ponerte al día con eso. Ya he integrado las lecciones.

¡Aléjate de mis asuntos! Toda tu charla de que tengo que preocuparme sobre mi valor. ¡Eres terrible en atención al cliente! Nadie quiere un mentor que necesite validaciones para calmarte. Todos mis clientes necesitan que sea yo misma y que tú te vayas. Cada vez que vienes a la oficina arruinas totalmente la vibra.

Te vas a mantener alejado de mi maternidad. Mi hija no necesita tu ruido de preocupaciones y bla bla bla. Ella tiene su propio miedo personal a quien le puede escribir cartas. Ella tiene películas que hacer e historias que contar. Mi trabajo es apoyar a mi hija — no sermonearla con tus preocupaciones.

Escoge tus palabras cuidadosamente. Haces demasiado ruido y no puedo diferenciar entre lo imaginario y las amenazas reales. Dime las cosas importantes — como “Paga tus impuestos” y “Mira antes de cruzar la calle”. Déjame manejar a mí las cosas relacionadas con juicios y ego.

Entonces es así como va a ser. Espero que te quedes en mi vida porque me gustaría que estés aquí cuando esté en un peligro real — como si un oso, un tiranosaurio rex o un súper villano REAL se me aparezcan, hazme el favor de ayudarme.

El resto del tiempo voy a continuar creciendo y haciendo cosas nuevas, aunque estas realmente te molesten. En vez de decirme que me altere me vas a ayudar a entender que es lo que necesito aprender. Tú vas a hacer un profesor, no un bloqueo de productividad.

Miedo compórtate o serás olvidado. Voy a pasar más tiempo con mi nuevo mejor amigo Verdad.

Sinceramente,

Gretchen

Escrito con mucho agradecimiento a una poderosa amiga, poderosa mentora para poderosas mujeres, quien me dijo que escribiera esta poderosa carta. No lo hice hasta muchos meses después de que me hablaste sobre de esto, pero el mensaje se quedó atascado y cuando lo necesitaba — estaba allí. Todo lo que hacemos tiene un increíble impacto incluso si no lo parece en el momento. Fuiste la génesis para que yo escribiera esta pieza y estoy agradecida… 😀 También fue escrito con gratitud a un poderoso cliente, amigo, y verdadero maestro quien me ayudó a entender que el miedo dice mucho bla bla bla.

Gracias a Dinah Davis

Si te gustó este artículo ¡compártelo!