Like A Girl

Pushing the conversation on gender equality.

Code Like A Girl

Nuestros Gigantes son Mujeres

Artículo publicado originalmente en inglés por Fabiola De la Cueva. Versión en español de la autora para Code Like a Girl

Una buena idea (¡y no es mía!): cuando asistamos a conferencias técnicas, invitemos a otros presentadores a comenzar sus presentaciones hablando unos minutos de una mujer en la historia de la tecnología. #OurGiantsAreFemale #NuestrosGigantesSonMujeres

“Si he visto más lejos, es solo por haberme parado sobre los hombros de gigantes" Isaac Newton

#OurGiantsAreFemale

¿De dónde vino la idea?

Recientemente asistí a una conferencia de tecnología. Estoy acostumbrada a ser una de las pocas mujeres en la conferencia y la mayoría de mis amigos son hombres. Antes de que empezara la conferencia, estaba con algunos de mis amigos e hice un comentario acerca de que necesitamos más mujeres en ingeniería. Mi amigo comenzó a quejarse y dijo

“¿Por qué más mujeres? ¿por qué no más personas? Necesitamos más personas en ingeniería.”

Siguió con algunas quejas sobre el feminismo y comentarios del estilo de que no apreciaba que le dijeran que tenía algún tipo de privilegio por ser un hombre blanco.

Yo podría haber cuestionado su punto de vista, o peor aún, ¡haberlo atacado! Le dije que soy una experta en mi punto de vista, y no tanto en el suyo. Le aseguré que yo entendía que él había trabajado duro para llegar hasta donde estaba. Él viene de una familia trabajadora y ha luchado mucho por todo lo que ha logrado. Le dije que ser mujer es como morir de manera lenta por mil cortaditas. Hay todo tipo de mensajes sutiles, comentarios y acciones que se siguen sumando. En su mayoría, las mujeres hemos aprendido a desconectarnos y no poner atención a esos mensajes.

Yo nací y crecí en la Ciudad de México, muchas veces me dijeron que no podía ser ingeniera porque era mujer. ¡El temor de mi madre era que no iba a poder encontrar un marido! Sin embargo, si no me enfocaba en lo técnico, entonces me decían que estaba desperdiciando mi talento. ¡No había forma de complacerlos!

Cuando me mudé a los Estados Unidos, pensé que esto iba a cambiar. Bueno, cambió, pero no tanto como pensé. Tenía un jefe que frecuentemente me preguntaba cuándo me iba a embarazar. Si no le gustaba como dirigía una reunión, simplemente me decía que me sentara y tomara notas. Cuando hablaba sobre el futuro, se refería a como todos los hombres de mi equipo estarían en puestos más altos en la empresa, mientras yo estaría en casa cuidando niños y así por el estilo todos los días…

Mi amigo estaba dispuesto a escuchar, y decidió, sin decirme nada, que trataría de ver la conferencia desde mi punto de vista. ¡Y vaya que la conferencia técnica cumplió! Durante las presentaciones, discursos de apertura, me envió mensajes de texto señalando cosas como que había muchos hombres blancos en el escenario, o, espera, hay una mujer… a, pero su papel es más administrativo o atractivo… ¡Mira! usaron fotografía de catálogo para mostrar a una mujer en tecnología.

La pièce de résistance fue un Foro de Liderazgo de Mujeres durante el último día de la conferencia. Los hombres eran bienvenidos a asistir, aunque no estaba claro si este era el caso o no. El foro se realizó al mismo tiempo que se realizaban algunas presentaciones técnicas, incluyendo la mía. Un par de mujeres se me había acercado el día anterior para decirme que me veían como su modelo a seguir y que iban a tener que faltar a mi presentación para poder asistir al Foro de Liderazgo de Mujeres. Mi amigo estaba muy sorprendido por esto.

Al final, mi amigo me dijo

“Eres la primera mujer en hacerme pensar sobre este tema, por lo que debes de estar orgullosa. Si me puedes convertir a mi, puedes convertir a cualquiera. Estaría más que dispuesto a pararme en el escenario y admitir que pensé que todo este rollo del feminismo era basura hasta que comencé a pensarlo de otra manera."

Animada por esta interacción, publiqué en un foro privado y di retroalimentación a los organizadores de la conferencia. En esa publicación, Shane O'Neill (alias Intaris) publicó un enlace a un artículo sobre Mujeres en Computación en Wikipedia. En sus palabras

“La idea de que la ingeniería de software es un mundo de hombres es en realidad la forma más evidente de "mansplaining" y apropiación de género que hay. Podría decirse que todo este rollo fue iniciado por Ada Lovelace, una mujer notable con una mente matemática brillante y la sabiduría para ver las aplicaciones del mundo real mucho antes de que los "caballeros" de la época tuvieran la menor idea."

Discutí esto más a fondo con mi amigo Steve Watts y a él se le ocurrió la idea de pedirles a todos los presentadores en conferencias de software que comenzaran sus charlas hablando de una mujer en la lista. Agregaríamos un hashtag y lo convertiríamos en #NuestrosGigantesSonMujeres (#OurGiantsAreFemale). Yo estuve de acuerdo con él de que la idea era buena, la publiqué en Twitter y Dinah Davis me invitó a escribir este artículo para Code Like A Girl.

Aunque yo creo que aún se necesitan eventos exclusivos, prefiero los eventos inclusivos.

Preferiría una conferencia técnica que sea más acogedora para las mujeres que una conferencia técnica que tenga un evento especial para mujeres.

Preferiría que los paneles de liderazgo femenino se celebraran en una conferencia magistral del evento principal en lugar de competir con otras presentaciones técnicas que valen la pena.

El ejemplo del experimento que mi amigo y yo realizamos me animó a creer que si incluimos a todos en la discusión, lograremos un entorno más inclusivo

Este es un trabajo para todos, no solo para las mujeres.
¿Entonces que dices?
¿Quieres unirte a #OurGiantsAreFemale y hablar sobre un modelo femenino en tu próxima presentación?