Like A Girl

Pushing the conversation on gender equality.

Code Like A Girl

¿Por qué necesitas saber escribir?

Y cómo mejorar tus habilidades en la escritura

Escrito por Beth Cubbage. Traducido al español por Viviana Taborda para Code Like A Girl. Artículo original en inglés aquí

Si eres una profesional ¡debes ser escritora! Tienes que mejorar tus habilidades de escritura para avanzar en tu carrera. ¿No me crees? ¿Sabías que se envían aproximadamente 269 mil millones de correos electrónicos cada día? Y el mundo envía 18,7 mil millones de textos cada día. En promedio una persona profesional envía 40 correos electrónicos por día. La comunicación escrita es frecuente y el volumen sólo está creciendo. En el año 2000, sólo se enviaron 12 mil millones de correos electrónicos por día. En los últimos 17 años esto ha significado un incremento de 22 veces el tráfico de correo electrónico

Si eres una profesional y no crees que escribir sea importante, piénsalo de nuevo. Todos escribimos. Todos los días, constantemente. ¡Solo mira las estadísticas! Tal vez sólo sea un mensaje de texto para tu compañerx de trabajo, o un pequeño pie de foto en una publicación de Instagram. Podría ser un mensaje rápido de “Slack”; o tal vez lo que está en juego es más alto: enviar un correo electrónico importante a la líder del proyecto, o te comunicas con una empresa reclutadora sobre un puesto de trabajo. ¡Siempre estás escribiendo y necesitas hacerlo con eficacia!

Siempre quise ser escritora, y solía reírme sobre la forma en que se desarrolló mi carrera. En lugar de escribir libros, terminé obteniendo un doctorado en Economía y convirtiéndome en una consultora en el campo STEM (acrónimo de los términos en inglés Science, Technology, Engineering and Mathematics que en español se traduce: Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). ¿Lamentaría renunciar a mi sueño de dedicarme a escribir para vivir? Muchos años en mi carrera profesional, tuve el momento de la bombilla: soy una escritora. Escribir ha sido absolutamente crítico para mi éxito profesional. Podrías pensar que el conocimiento matemático o las habilidades de programación serían las claves para el avance en un campo técnico. Esas habilidades son sólo el precio de entrada. Simplemente no serías contratado sin las habilidades técnicas básicas. Lo que te diferenciaría es tu capacidad para comunicarte. Debes ser capaz de transmitir conceptos técnicos a una variedad de audiencias. Es posible que esas audiencias no entiendan las ecuaciones o la programación elegante, pero todos ellos entienden las palabras. Para conectarse con colegas y clientes de diferentes profesiones, debes aprender a destilar conceptos complicados de una manera que alguien con una profesión diferente, pueda entender. La palabra escrita es una de las herramientas más importantes para un profesional. ¿Estás usando esa herramienta lo mejor que puedes?

¿Qué deberías considerar al escribir?

Las palabras evocan sentimientos

Te guste o no, las palabras hacen que las personas se sientan de cierta manera. Si estás acostumbrado a escribir respuestas cortas en correos electrónicos, mensajes de texto o de chat, debes tener en cuenta que otros pueden malinterpretar tu tono. Es muy difícil transmitir el contexto y el tono en la palabra escrita, pero tienes la oportunidad de usar las palabras correctas para crear el contexto adecuado. Aquí hay un ejemplo:

# 1: “¿Cuándo tendré el informe de Owen?” vs # 2: “¿Puedes decirme cuándo esperar el informe de Owen?”

Lo admitiré, el # 2 tiene algunas palabras de más, pero ¿cómo te sentiste cuando leíste # 1? Escucho a un gerente gruñón y autoritario en eso. Alguien más podría leerlo de manera diferente. Para mí, el # 2 suena más alegre y relajado. Estas conclusiones pueden ser completamente erróneas, pero es difícil leer el tono de una declaración breve como la # 1. Si quieres ser clara con tu intención, elige cuidadosamente tus palabras.

Las palabras pueden traducir conceptos difíciles

Las ecuaciones no tienen sentido para muchas personas. Lo mismo ocurre con el código informático. Pero las palabras, todxs las podemos entender. Dado que las palabras son un lenguaje común, son de importancia crítica para que las personas técnicas traduzcan los conceptos a una variedad de audiencias. Lxs tomadores de decisiones empresariales pueden no entender los pormenores del código escrito o la técnica de aprendizaje automático utilizada; sin embargo, tienen que confiar en estas herramientas para tomar sus decisiones. Es por eso que lxs profesionales analíticxs y técnicxs deben ser capaces de traducir claramente su trabajo en palabras.

Las palabras pueden crear una historia

Si presentaras a tus lectores una colección de números o gráficos, algunos de ellos probablemente se darían por vencidxs inmediatamente y pasarían al siguiente correo electrónico. Lxs lectores más tenaces mirarían a través del correo electrónico y crearían su propia historia para unir esos gráficos o números. ¿Es eso lo que quieres que hagan? Tú conoces mejor el contenido, tú sabes lo que significa, sabes lo que es importante y lo que no. Tú debes contarles la historia, simplemente no puedes hacer esto sin palabras. A menos que un gráfico sea extremadamente simple, lxs lectores llegarán a una conclusión que puede no ser la que tú quieres que alcance. No dejes tus resultados abiertos a la interpretación. Usa palabras para guiarlxs por el camino correcto.

¿Cómo puedes mejorar tus habilidades de escritura?

¡Lee!

Si no sientes que eres buena escritora, hay una manera súper fácil de refinar tus habilidades: ¡lee más! Los libros son geniales y divertidos. En este caso, realmente no importa qué género estés leyendo, siempre y cuando elijas algo con escritura de alta calidad. Si no estás dispuesta a leer libros, prueba artículos de editoriales respetados (N.T para el público angloparlante) “The Economist”, “Harvard Business Review” y “The New York Times”. Esto te ayudará a tener una idea de los diferentes estilos de escritura. Concéntrate en escribir estilos que te atraigan y se adapten a tu industria y audiencia.

Edita

Edito constantemente. Si estoy enviando un correo electrónico importante, complicado o extenso, generalmente hago de 3 a 4 rondas de mis propias revisiones, más otras 2 o 3 rondas de revisiones con un colega. No envío hasta que el correo electrónico haya sido leído al menos 5 veces y refinado. Esto no se trata sólo de gramática o puntuación, se trata de elegir las palabras correctas, aclarar puntos y eliminar información no relevante. ¡Ésta es la clave! Edita tú mismo. Si un detalle de la información no es relevante para tu punto principal, elimínalo. Entiendo que puede ser realmente difícil hacer esto para una persona con inclinaciones técnicas. Si la información es interesante pero terciaria, es tentador incluirla. ¡No hagas eso! Sé severo contigo mismo y haz la misma pregunta sobre cada frase: “¿Cómo está contribuyendo esto a mi mensaje?”

Sigue el camino

Lxs lectores deben llegar a una conclusión al final de tu correo electrónico. No les pidas que hagan más de una conclusión. Mantenlo simple. Prepara el escenario para tu lector. Asegúrate que tenga el contexto adecuado, que conozca los hechos relevantes y que pueda relacionar los hechos de una manera clara; guíalo por el camino que desees que siga. Recuerda: tú viste todos los detalles y te centraste inconscientemente en los más relevantes. Llegaste a una conclusión basada en los resultados que viste y en tu propio conocimiento y experiencia. Confía en ese proceso y representa ese proceso para las personas que leen tu contenido.

La práctica te permite mejorar

Recuerda: tú eres escritora, y tus palabras invocan un sentimiento y cuentan una historia. ¿Muy difícil? Visítame en ParentLightly.com para obtener información de contacto y consejos de carrera. Siempre estoy dispuesta a proporcionar pensamientos, comentarios o incluso ¡edición! Una vez edité una carta del superintendente de mi distrito escolar con bolígrafo rojo y la envié de regreso. Yo era una odiosa estudiante de secundaria. Pero de todos modos, prometo ser amable con todxs ustedes. ¡No dudes en acercarte!

Si te ha gustado esta historia compártela